Bienvenidos

  • Fondo blog educacion de vanguardia

5 mitos y verdades sobre la acreditación

5 mitos y verdades sobre la acreditación

 

  1. “El proceso de acreditación culmina con la obtención de la credencial”
    No. Luego de la obtención de una credencial en calidad educativa es obligatoria la presentación de información periódica, de acuerdo a los parámetros de cada agencia.

    En la mayoría de casos, la acreditadora otorga la credencial precisando recomendaciones generales y específicas, siendo indispensable la presentación de evidencias de las mejoras implementadas.

    La obtención de este tipo de reconocimientos es solo el punto de partida para el despliegue de diversos mecanismos para el mantenimiento de los niveles de excelencia.
     
  2. “La acreditación está de moda”
    ¿Moda? La acreditación llegó para quedarse y en todos los niveles de enseñanza. El dinamismo del sector educativo, sumado a la necesidad de contar con mejores profesionales, hace que la acreditación sea una práctica común y relevante para las instituciones de educativas de alto nivel.

    Las oportunidades que se deprenden de las acreditaciones son invaluables para la consecución de los objetivos de las instituciones y de la comunidad universitaria.
     
  3. “La acreditación internacional vale más que la nacional”
    Falso. Ambos representan el enfoque a la mejora continua de una universidad o institución educativa más allá de la procedencia de la agencia acreditadora. Conoce más aquí.
     
  4. “La acreditación es un papeleo”
    Si bien es necesaria la presentación de un gran número de documentos en las distintas fases de un proceso de acreditación, no es un factor determinante y protagónico.

    Generalmente, luego de superadas las fases de aplicación y autoevaluación, se verifica de manera presencial la puesta en práctica de diversos puntos detallados en las etapas iniciales.

    Por tanto, la acreditación corresponde a una categoría completamente distinta a la de un “trámite”, pues convergen una serie de elementos y procesos complejos que, en conjunto, demuestran la orientación a la mejora continua del servicio educativo.
     
  5. “El licenciamiento es un proceso de acreditación”
    Son distintos. Aquí el comparativo:

    Licenciamiento
    • Es un proceso obligatorio.
    • Se verifica el cumplimiento de las ocho Condiciones Básicas de Calidad (CBC) definidas en el Modelo de Licenciamiento.
    • Otorga el permiso de funcionamiento a la casa de estudios.
       
    Acreditación
    • Es un proceso voluntario*.
    • Se verifica el cumplimiento de estándares definidos por una agencia de acreditación en específico.
    • Otorga un reconocimiento a la calidad educativa de la institución o programa académico.

    •  

*La acreditación está enmarcada en la Ley Universitaria.

Categoría
Tags
Banner Acreditaciones