Bienvenidos

  • Fondo Blog Facultad de Ciencias Empresariales

Siete claves del éxito del design thinking

Siete claves de éxito del Design Thinking

La metodología design thinking es la combinación de actividades de innovación que tienen como finalidad identificar oportunidades para crear o mejorar el diseño de productos, servicios, procesos o estrategias basados en la experiencia de las personas. Se basa en una comprensión sólida del usuario mediante su observación directa, análisis y comprensión de lo que quiere y necesita en su vida, de lo que le gusta o disgusta, o de lo que siente, por ejemplo, de un producto respecto a su fabricación, empaque, comercialización y/o venta.

 

Son tres espacios por los que estos proyectos deben pasar: inspiración, por las circunstancias que motivan la búsqueda de soluciones; ideación, por el proceso de generar, desarrollar y probar ideas que conduzcan a soluciones; e implementación, trazando una ruta de colocación al mercado. Este proceso puede demorar, especialmente, en los dos primeros pasos. Pero esto ocurre, precisamente, porque son los principales para el diseño de la solución.

 

Las claves para ejecutar correctamente esta metodología son:

  1. Desarrollar el perfil de un pensador de diseño: competencias como la empatía, el pensamiento integrador, el optimismo, el interés por experimentar y la colaboración permitirán obtener los mejores resultados en equipos multidisciplinarios.
     
  2. Empezar por el principio: se debe involucrar a los pensadores de diseño desde el inicio del proceso de innovación antes de que se establezca un rumbo al proyecto.
     
  3. Adoptar un enfoque centrado en las personas: captando hechos basados en la conducta, las necesidades y las preferencias de los consumidores.
     
  4. Buscar talento y ayuda externa: el ecosistema de innovación se expande al buscar oportunidades para co-crear con los clientes y especialistas en diversas disciplinas.
     
  5. Combinar proyectos grandes y pequeños: teniendo un portafolio de innovación con proyectos a corto, mediano y largo plazo que permita hacer una selección sobre cuál impulsar y financiar.
     
  6. Presupuesto al ritmo de la innovación: siempre estando dispuesto a reconsiderar la forma de financiamiento según procedan los proyectos.
     
  7. Diseñar para el ciclo: experimentar el círculo completo de inspiración, ideación e implementación puede tomar más tiempo de lo esperado. La planificación es fundamental para completar el proceso y evitar que tome pausas o se estanque por cambios internos en la organización.

 

Al conocer de manera profunda a nuestros consumidores y aplicando los principios del diseño para innovar, se creará valor en el mercado, tal como empresas mundialmente reconocidas lo han logrado. Entre ellas se encuentran AirBNB, Apple, Huawei, IBM y Starbucks que, al apostar por esta metodología, consiguieron tangibilizar ideas que revolucionaron sus respectivos mercados. 

 

IBM, por ejemplo, utiliza el design thinking para sobresalir en la era de la computación cognitiva. Es decir, sistemas informáticos automatizados que resuelvan problemas sin necesidad de asistencia humana, como también sobre la ciberseguridad. Para ello cuentan con uno de los equipos de pensadores de diseño más grandes del mundo.
 

Fuente de Investigación:
Tim Brown. (Sep 2008). Design thinking. Harvard Business Review.

Categoría
Tags
Banner de la Facultad de Ciencias Empresariales