Bienvenidos

  • Fondo Blog Facultad de Ciencias Empresariales

Una Navidad Inusual

Una Navidad Inusual

Después de varias campañas inesperadas –algunas derivadas por los desastres naturales en nuestro país y otras para revertir las escasas ventas– llegó una de las campañas más apetitosas para el comercio: la navideña. 

En un contexto económico de bajo rendimiento que no se observaba desde hace casi una década, en medio de escándalos éticos en los entornos políticos y empresariales, y enfrentando cambios repentinos en el marco legal para la comercialización de determinados productos; nuestra fuerza motora, nuestros microempresarios, deberán navegar en esta inusual cruzada navideña de la mejor manera posible. 

Por tanto, sugiero a toda nuestra masa de emprendedores, pequeños y medianos, considerar los siguientes cinco consejos:

1. Solicitar préstamo a corto plazo. Si se necesita capital para financiar parte de la campaña, es preferible solicitas uno de corto plazo, por el tiempo aproximado que duren las operaciones por fiestas. 

2. Endeudarse en la moneda con la que se generan los ingresos. Si se vende en soles, entonces el préstamo a solicitar debe ser en soles. Evitar las deudas en dólares si es que se trabaja con soles, ya que el tipo de cambio futuro puede perjudicar en el mediano y largo plazo.

3. Ser sensato con el dinero. El crédito que una entidad financiera otorgó para la campaña, debe ser utilizado sólo para ello. Es un erro destinar parte del capital prestado a otros asuntos de la empresa, peor aún si se utilizan en aspectos personales del dueño de la empresa. Es imperante mantener el orden en las cuentas por pagar.

4. Revisar la logística. Recordemos que los clientes, más aún en los días navideños, quieren contar con el producto lo más pronto posible. Es primordial eliminar los posibles retrasos en la entrega, ya que podrían perderse clientes potenciales por tener un cliente insatisfecho.

5. Asegurar la cantidad de personal. Como es usual, las ventas pueden duplicarse en las campañas de fin de año, siendo necesario contratar más colaboradores para no dejar de atender la ola de pedidos. Recordemos que los recursos humanos son el corazón y la sangre de la compañía.

6. Comunicar, comunicar y comunicar. Si en meses ordinarios se publicitan con regularidad los productos y servicios, en los meses festivos es imprescindible incrementar las acciones de comunicación. Es un pecado asumir que por fiestas las ventas se incrementarán solas, sin necesidad de duplicar, y hasta triplicar, los esfuerzos de comunicación en las redes sociales y los medios tradicionales. 

Recordemos que todos, sin excepción, desean vender mucho más en la temporada de Papá Noel.
 

Categoría
Tags
Banner de la Facultad de Ciencias Empresariales