Bienvenidos

Análisis del reconocimiento del Kurdistán Iraquí en base a las teorías Constitutiva y Declarativa

Análisis Kurdistán

Introducción

La nación Kurda en la minoría étnica sin Estado más grande en Medio Oriente y que en la actualidad significa un problema a resolver en la mayoría de Estados en donde los kurdos están establecidos. Esta nación cuenta con una población de aproximadamente 30 millones personas, su territorio histórico de 392 000 km2 está dividido dentro de las fronteras de cuatro países: Turquía, Siria, Irán e Iraq y desde el siglo XIX ha manifestado la intención de establecerse en un Estado autónomo e independiente.

A lo largo de la historia, el sueño de lograr la independencia del Estado de Kurdistán se ha visto mermado por los intereses contrarios de los países en dónde la etnia se encuentra establecida y de las grandes potencias que han ejercido influencia en la zona; prueba de ello es el Tratado de Sèvres, que la falta de ratificación del acuerdo departe los gobiernos de Francia, Reino Unido e Italia impidieron la creación de Kurdistán en la década de 1920. En la Actualidad, Turquía el principal Estado que ha estado en contra del establecimiento de un Estado kurdo, llamando a la facción política de la etnia –el Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK)- como grupo terrorista, con los que ha tenido un conflicto armado entre 1984 hasta 2013 y que costó la vida de 40 000 personas.

Pero hay una luz al final del túnel para el sueño de los kurdos y esa esperanza lo representa el Kurdistán Iraquí. El Gobierno Regional de Kurdistán goza de un alto grado de autonomía en la República de Iraq desde la caída del régimen dictatorial de Saddam Hussein. A esta situación hay que sumarle la cooperación y ayuda militar que está recibiendo de los Estados Unidos y la Coalición Internacional la lucha contra el Estado Islámico, generando simpatía y siendo considerado un aliado por las principales potencias occidentales. Estos factores refuerzan –según muchos internacionalistas- el sueño de que a futuro se pueda establecer el Estado de Kurdistán, al menos dentro del territorio de la actual Iraq. Es por esta razón que en el presente trabajo analizaremos el reconocimiento exclusivamente del Kurdistán Iraquí en  base a las teorías Declarativas y Constitutivas.

Contexto de la situación a analizar 

Orígenes

El grado de autonomía del Gobierno Regional de Kurdistán tienes sus orígenes en los años 70’s del siglo pasado. En 1970, el Partido Democrático de Kurdistán (PDK) liderado por Mustafa Barzani –padre del actual jefe de gobierno- logró un histórico acuerdo con el gobierno iraquí, en el que Bagdad se comprometía a brindar autonomía y representación dentro del parlamento nacional iraquí. Con el arribo al poder a fines de esa década de Sadam Hussein parte del acuerdo se dejó de cumplir por parte del gobierno de Bagdad, numerosas ataques contra la población kurda se realizaron –siendo el más famoso el Ataque de Halabja en 1988, en donde fuerzas iraquíes emplearon armas químicas y que costaron la vida de 5 000 personas-; esto motivó el levantamiento del Kurdistán iraquí contra el gobierno en 1991 y que rápidamente fue reprimido por Hussein. La intervención de las potencias occidentales y el establecimiento del clima de paz en la región permitió que en 1992 el Frente del Kurdistán Iraquí, una alianza de partidos políticos entre los que destacaban el Partido Democrático de Kurdistán (PDK) y la Unión Patriótica de Kurdistán (UPK), celebrará elecciones parlamentarias y presidenciales y establece el Gobierno Regional del Kurdistán teniendo como capital la ciudad de Erbil. En el 2003 a través de sus fuerzas armadas oficiales, los Peshmergas, lucharon junto a una coalición internacional liderada por los Estados Unidos, logrando liberar a Irak de Saddam Hussein y consolidando su autonomía dentro de Iraq.

Actualidad

Con la Constitución del 2005, el Kurdistán Iraquí fue reconocido por la República de Iraq y las Naciones Unidas como una entidad federativa y se le ratificó la administración de tres provincias iraquíes con una mayoría de población kurda: Erbil, Dohuk y Sulaymaniyah. Esta autonomía le permitió ser la principal región dentro de Iraq en tener un gran desarrollo en el ámbito económico sustentada por su riqueza petrolera (tiene reservas de 45.000 millones de barriles), su estabilidad y su ubicación estratégica (rodeado por las poblaciones kurdas de Siria, Irán y Turquía). (British Broadcasting Corporation, 2014).

Hay otro factor que ha resultado beneficioso para los intereses independentistas del Kurdistán Iraquí, la aparición del Estado Islámico. Lo que para los Estados como Siria e Iraq ha generado una gran amenaza al ejercicio del control de su territorio, para los kurdos ha significado una oportunidad para demostrar su capacidad de autogobierno. Los peshmerga, las milicias oficiales del gobierno kurdo y que fueron entrenados por agentes de la CIA, lograron resistir los embates del grupo terroristas y su accionar no se limitó solo a defender su territorio, sino también lograron la reconquista de ciudades petroleras como Kirkuk, que fue abandonada por las fuerzas militares iraquíes y que cayeron en manos del Estado Islámico.

Es en este contexto que la independencia del Kurdistán Iraquí parece más próximo que nunca. Las declaraciones del presidente del Gobierno Regional de Kurdistán, Massoud Barzani: "la independencia es un derecho natural del pueblo de Kurdistán (...) las condiciones están maduras, en la realidad Irak ya está partido (...) llevaremos a cabo un referéndum, respetamos y estamos obligados por la decisión de nuestro pueblo" (British Broadcasting Corporation, 2014) y el referéndum independentista programado para el 25 de setiembre refuerzan esta suposición.

Análisis del reconocimiento del Kurdistán Iraquí en base a cada teoría

Según la teoría clásica de la Relaciones Internacionales para que una entidad política y social sea reconocida como un Estado necesita de los siguientes elementos: territorio, población, gobierno y soberanía (aunque este último es más un atributo que requisito). En el contexto internacional actual, si nos basáramos solo en los cuatro elementos anteriormente mencionados otras entidades como grupos terroristas, movimientos de liberación nacional y grupos terroristas también recibirían el status de ‘’Estado’’. Por lo tanto, a fin de establecer esos límites muchos estudiosos del Derecho Internacional Público han añadido un elemento más: el Reconocimiento de Estados. Este es el acto por el cual uno o más Estados declaran o admiten que una entidad política tiene la calidad de Estado y es sujeto de derechos y obligaciones que emanan del Derecho Internacional Público. Dicho elemento genera mucha controversia, sobre todo con la afirmación de que puede existir un Estado sin el reconocimiento internacional. Para analizar este elemento, es necesario describir las dos teorías que explican el origen de los Estados:

a.- Teoría Declarativa (la de mayor fuerza): Un Estado surge cuando reúne todos los elementos para ser considerado un Estado (básicamente, territorio, población y gobierno).

b.- Teoría Constitutiva (también llamada “histórica”): Un Estado surge a la vida cuando es reconocido por los otros Estados’’. (Luis Córdova Arellano, 2008)

A continuación analizaremos el reconocimiento como Estado del Kurdistán Iraquí en base a las dos teorías.

a) Teoría declarativa

Siendo rigurosos a esta teoría, el Gobierno Regional de Kurdistán debería ser reconocido con el estatus de toda la Comunidad Internacional, incluso por sus principales opositores: Turquía, Siria e Irán, porque reúne los principales requisitos para ser considerados como sujeto de Derecho Internacional Público. Cuenta con un territorio de 40 643 km2 dividido en tres provincias: Erbil, Dohuk y Sulaymaniyah; con una población de aproximadamente  4 300 000 habitantes, y con gobierno federal reconocido por la Constitución Política de la República de Iraq. En la actualidad, el Kurdistán Iraquí es una democracia parlamentaria con una asamblea nacional que consta de 111 escaños, a eso hay que añadirle que debido al desarrollo económico que tienen en la región y la inversión de capitales extranjeros, cuenta con numerosos consulados, oficinas de embajadas, oficinas comerciales y consulados honorarios principalmente en países europeos.

b) Teoría constitutiva

Aplicando esta teoría al caso del Kurdistán Iraquí, tenemos como resultado que esta entidad no podría ser considerada como un Estados porque en la actualidad no tiene el reconocimiento como sujeto del Derecho Internacional Público por ningún Estado vecino. Esto se debe a que cómo hay población kurda en estados como Turquía, Siria e Irán; el reconocimiento del Kurdistán Iraquí como Estado a futuro podría desencadenar  levantamientos pro-independentistas en las diásporas de la misma etnia establecidas dentro de sus territorios. Lo más próximo a un reconocimiento del Kurdistán Iraquí, lo tiene por el propio gobierno de Bagdad, pero el reconocimiento sólo está limitado al estatus de una ‘’entidad federal’’. Por esa razón es que esta teoría tiene muchos críticos entre los estudiosos del Derecho Internacional Público, porque indican que el reconocimiento de un Estado por otro está sujeto a una serie de intereses políticos y económicos; y que son contraproducentes para los estados que buscan el reconocimiento internacional, como el caso de Kurdistán.

Conclusiones

  • La Teoría Declarativa es más completa para analizar el surgimiento de un Estado porque examina cada uno de los requisitos que una entidad política debe poseer para obtener el estatus de ‘’Estado’’; mientras que la Teoría Constitutiva está sujeta a la voluntad de otros Estados y esa voluntad puede estar viciada por intereses políticos y económicos contrarios a los de la entidad que busca el reconocimiento de la comunidad internacional, como es el caso del Kurdistán Iraquí.
  • Por otro lado, hay que señalar que históricamente la teoría de reconocimientos más usada en la comunidad internacional es la Constitutiva y mientras que el Kurdistán Iraquí no pueda ganar el apoyo de las potencias occidentales en la búsqueda de su reconocimiento internacional, el sueño de un Estado de Kurdistán independiente no se podrá dar, sino que se verá limitada a solo una cierta autonomía dentro de Iraq.
  • Es en ese sentido que el Gobierno Regional de Kurdistán debe consolidar la cooperación militar con la Coalición Internacional en la lucha contra el Estado Islámico y el intercambio comercial con Europa para seguir generando simpatía dentro de las potencias, y así a futuro pueda señalarse como "legítimo" sus deseos independentistas y obtenga el reconocimiento como Estado de esos países.

Bibliografía

Escrito por Luis H. Suarez Vásquez

Categoría
Tags