sublime

Tan sublime como sus mensajes

Todos los que estamos inmersos en el analítico, creativo y, hoy más que nunca, tecnológico mundo del marketing, tenemos plena conciencia de lo vigorosa que puede llegar a ser una marca cuando empezamos a humanizarla. Cuando logramos que esta se acerque mucho más a los consumidores, que comparta sus valores y creencias, que le hable de persona a persona; podemos sentir los aires de triunfo en el mercado voraz. Brisas suaves y bravas tormentas en ocasiones que el emblemático producto peruano Sublime ha sabido, y sabe, capear bastante bien.